¿Están mal vistas socialmente las prostitutas?

La respuesta en realidad es ambivalente cuando se hace alusión al modo desde el que en una perspectiva social se considera la prostitución, como en la adultguia guadalajara, ya que en algunos casos es visto como un oficio más el que se puede dedicar una persona, en otros como un posible sector en donde hay muchas personas forzadas y que no requieren ejercer, además de quienes ni siquiera lo consideran por una cuestión moral.

En ese orden de ideas, hay que decir que las prostitutas son mejor vistas a nivel social respecto a otros momento de la historia, pero esto no significa que ya no ocurra de este modo.

La perspectiva social sobre las putas

En primera instancia hay que empezar por resaltar el rol que juegan instituciones tan importantes en la vida de muchas personas como las iglesias o religiones, puede ser muy buena medida es a partir de la información que desde aquí se comparte con los creyentes que se va conformando cierta idea sobre las personas que se dedican a esta clase de oficio.

Por supuesto, con lo anterior se alude a un punto de vista en donde se descalifica ese oficio y automáticamente se señala a las personas que se dedican a él. En conclusión, es una mirada que pasa por lo moral y ético.

Por otro lado, desde una perspectiva de la liberación femenina y movimientos gigantescos en el mundo entero como el feminismo, se han impulsado otro tipo de ideas en relación con las mujeres que se dedican a esta clase de actividades, claro está, haciendo la aclaración que se piensa en aquellas que han tomado una decisión por su propia cuenta y no son obligadas a ello.

La banalización actual de la sexualidad

Con esta última propuesta de ver el mundo, se ha promovido una visión en donde la sexualidad de cada persona es una decisión personal y por ende privada, además de añadir que se concibe a la prostitución como un oficio más en donde la persona presta su cuerpo para brindar un servicio, del mismo modo en que ocurre con un médico, un obrero y similares.

Ahora bien lo que no se puede negar es que pese a existir un avance en términos de aceptación a nivel social de las prostitutas y de todas las personas relacionadas con esta actividad, no todos lo hacen y aún falta mucho camino más por recorrer.

Finalmente, también hay que pensar en que en un futuro muy cercano es bastante factible que socialmente no sean mal vistas las prostitutas, al menos si movimientos como el feminismo continúan ganando batallas y luchas sociales en distintas esferas como ha estado ocurriendo durante los años más recientes.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *